Portas e Automatismos de Galicia | normativa de seguridad
normativa seguridad
7549
page,page-id-7549,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-2.6,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive
 

Normativa de Seguridad

Mayor seguridad en cerramientos a partir del 1 de mayo de 2005 con la entrada en vigor de la norma UNE 13241-1
Hörmann desarrolla desde hace años soluciones que cumplen con las exigencias de la nueva normativa.

Lamentablemente, siguen ocurriendo accidentes producidos a causa de las puertas de garaje que en ocasiones conllevan lesiones para las personas. Por ello la Unión Europea ha establecido nuevos estándares de seguridad con la norma UNE-EN 13241-1, que deberán cumplir todas las puertas de garaje a partir del 1 de mayo de 2005. Con esta directiva se protege a los usuarios, y especialmente a los niños, de posibles peligros con las puertas de garaje.

Por su parte, Hörmann, líder europeo en el mercado de cerramientos, ha desarrollado solucciones propias patentadas para cumplir estas normativas de seguridad y satisface desde hace años todas las exigencias de la nueva norma europea.

Las puertas de garaje que ya tienen algunos años están equipadas con tecnología anticuada y encierran con frecuencia algunos riesgos. Estos se producen, por ejemplo, a causa de los cables conducidos exteriormente que abren y cierran la puerta, o por los espacios existentes entre los diferentes paneles de las puertas seccionales.

Estas zonas de peligro pueden causar lesiones por aprisionamiento, cizalladura o corte. El objetivo de la norma europea UNE-EN 13241-1 es aumentar la protección contra estas lesiones. En ella se regula, entre otros, que “las puertas de garaje deben poseer una protección contra el aprisionamiento de los dedos, una protección lateral contra la introducción de las manos y una protección contra la caída de la puerta”. También se exige u “mecanismo de desconexión que detenga automáticamente la puerta cuando ésta encuentre un obstáculo”.

A QUÉ OBLIGA LA NUEVA NORMA (UNE-EN 1324-1)

– Las partes accesibles de las puertas no deben crear ningún tipo de riesgo de corte para las personas.
– Ninguna parte de la puerta debe causar peligro de tropiezo
– Las puertas de movimiento vertical deben estar protegidas en caso de fallo contra la caída o cualquier movimiento de desequilibrio incontrolado
– Las puertas de movimiento horizontal deben estar protegidas contra el descarrilamiento
– Las puertas motorizadas deben evitar o proteger los puntos de aplastamiento, cizallamiento y arrastre creados por el movimiento de la hoja de la puerta
– Las fuerzas ejercidas por las hojas de las puertas motorizadas, deben ser mantenidas a un nivel seguro para los usuarios
– Cuando se utiliza vidrio en puertas, este no debe ser peligroso en caso de rotura.